Mesa redonda sobre compromiso social y cultura

Los centros de estudios, implicados en formar personas con consciencia social

Los expertos del sector educativo afirman para el portal #YoEstudioenSevilla que los jóvenes cada vez tienen un compromiso con la sociedad mayor.

De izquierda a derecha: Enrique Belloso, Patricia Cuevas, Yolanda Sánchez, Ana Cristina Gallego y Ramón Bullón.

La consciencia social y la transmisión de valores son conceptos que los centros de estudios llevan implícitos en sus libros de estilo educativos. Los jóvenes de hoy en día han crecido con estos términos, y otros muchos, en su vocabulario y, por ello, es necesario darles respuesta para formar no solo a grandes profesionales, sino también a buenas personas.

Este tema ha sido el que han sacado a relucir los distintos profesionales del sector educativo en el marco de la mesa redonda informativa realizada en la Casa de ABC, dentro del programa #YoEstudioenSevilla19, un portal informativo creado para dar visibilidad al auge de la oferta de los centros y universidades privados y concertados en la capital hispalense.

La misión de los centros de formación, bien sean privados, concertados o públicos, pasan por la premisa de educar personas que mejoren la sociedad actual. En este sentido, Enrique Belloso, director de Responsabilidad Social Corporativa y Comunicación de CEU Andalucía, afirmó que «los alumnos tienen que saber que la sociedad cambia pero que hay que dejar una huella clara».

De este modo, todos los ponentes estaban de acuerdo en que la misión era tener siempre claro que lo más importante son las personas y, por tanto, colocarlas en el centro de las instituciones y de la toma de decisiones que se efectúan. «Debemos colocar a nuestros alumnos por delante de las titulaciones, trabajar en los itinerarios de formación para hacer personas formadas en todas sus áreas», expuso Ramón Bullón, director de operaciones y márketing del Campus de la Cámara de Comercio de Sevilla.

Para todo ello es necesario, según los propios expertos, mantener una posición cercana al alumno, algo que les es factible gracias a las ratios de alumnos reducidos y a la formación personalizada y orientada que aportan los centros educativos privados. «Debemos saber utilizar nuestras ventajas para ofrecer una formación completa y avanzada con la que, además, los acerquemos a la realidad del mundo actual», argumentaba Ana Cristina Gallego, responsable del programa Erasmus del Centro Universitario San Isidoro.

Nuevos caminos de transmisión de valores

La sociedad actual está en continuo cambio y esto lo saben los formadores, por tanto, tratan de trabajar, diariamente, con los cambios de necesidad sociales para conocer cuál es la mejor fórmula a la hora de transmitir sus valores a los alumnos. Esta sociedad en movimiento ha hecho que los caminos varíen en dirección de voluntariados, proyectos y acciones culturales diferentes a las de antaño.

La internacionalización del mundo y, también, de los centros educativos ha hecho que los alumnos demanden «distintas actividades que cultiven la unión y les aporten visión de vida más allá de su propia ciudad», explicaba Ana Cristina Gallego. Esta premisa, además, viene ligada a la necesidad de que los jóvenes entiendan «la importancia de salir de ti mismo y comprometerse con otros», exponía Enrique Belloso.

Los asistentes durante la mesa redonda que tuvo lugar en ABC.

En este sentido, los profesionales del sector educativo comentaban los diferentes proyectos que realizan sus instituciones para favorecer estas ideas. Yolanda Sánchez, directora de Business Managemen Education en EOI Andalucía, explicaba a los asistentes que «los centros debemos formar líderes que, con una educación responsable, sepan generar valor y crear una sociedad más justa y sostenible».

También, en la mesa informativa, se puso el foco en el voluntariado, una fórmula para que los alumnos se impliquen en la sociedad actual y se sumerjan en la realidad de sus ciudades. «Los alumnos tienen que buscar algún proyecto con los que sentirse identificados y comprometidos para adquirir estos valores» comentaba Patricia Cuevas, directora de Esic Sevilla. En esta dirección mencionaba Enrique Belloso la necesidad de nuevos caminos en este nivel: «hoy todos estamos más dispersos, por ello hemos creados voluntariados más puntuales, iniciativas concretas que, incluso, se pueden realizar por internet y están teniendo una magnífica aceptación».

Todos los ponentes de la mesa estuvieron de acuerdo en que, además, los profesores que transmitían el conocimiento a los alumnos debían también estar inmersos en estos valores, para que, además, se conviertan espejo y referente para sus alumnos. «Debemos dar visibilidad a los valores intrínsecos que llevamos en cada institución para pasar de una sociedad consumista a una con responsabilidad social» añadía Patricia Cuevas.

Integración social en los centros

Las becas y descuentos monetarios si nos planteamos sumergirnos en un centro privado es algo muy importante. Los centros de estudios privados y concertados disponen de unas ayudas monetarias, públicas o propias, para los alumnos. «Las razones económicas nunca pueden ser un impedimento para que las personas puedan estudiar» sentenciaba Yolanda Sánchez.

Bajo este marco, los profesionales del sector que se sentaron en la mesa estaban de acuerdo en que una característica muy importante eran las ganas de aprendizaje del alumno y su esfuerzo, antes que las rentas familiares. Por ello, todas las instituciones llevan intrínseco becas a la excelencia que, en la mayoría de los casos, costean hasta el 100% del coste de los estudios.

La opinión de los expertos

Enrique Belloso, director de Responsabilidad Social Corporativa y Comunicación de CEU Andalucía.
Los alumnos tienen que saber que la sociedad cambia pero que hay que dejar una huella clara.

Ramón Bullón, director de operaciones y márketing del Campus de la Cámara de Comercio de Sevilla.
Debemos colocar a nuestros alumnos por delante de las titulaciones, trabajar en los itinerarios de formación para hacer personas formadas en todas sus áreas.

Ana Cristina Gallego, responsable del programa Erasmus del Centro Universitario San Isidoro.
Debemos saber utilizar nuestras ventajas para ofrecer una formación completa y avanzada con la que, además, acerquemos a los alumnos a la realidad del mundo actual.

Yolanda Sánchez, directora de Business Managemen Education en EOI Andalucía.
Los centros debemos formar líderes que, con una educación responsable, sepan generar valor y crear una sociedad más justa y sostenible.

 
Patricia Cuevas, directora de Esic Sevilla.
Debemos dar visibilidad a los valores intrínsecos que llevamos en cada institución para pasar de una sociedad consumista a una con responsabilidad social.